NovedadProducto

Arriaca lanza una Imperial Russian Stout

Cervezas Arriaca incorpora a su catálogo la variedad Imperial Russian Stout, una cerveza negra tipo ale y de alta graduación que resulta especial para tomar sola o para acompañar como licor en el postre tras una comida. En ella se aprecian matices torrefactos de café y chocolate negro, así como toques a vainilla, madera y frutos negros, terminando en boca con un regusto dulce y licoroso. Su intenso color negro le reporta una opacidad total, que contrasta con la corona de espuma de color canela-beige, compacta y duradera que genera al servirse.

El estilo Imperial Russian Stout (o Imperial Stout) es una variante del estilo Stout, generalmente con una graduación alcohólica más elevada y con alto contenido en lúpulo. Ambos factores le confiere una mayor conservación en el tiempo, circunstancia que, precisamente, está íntimamente relacionada con la aparición histórica de este estilo de cerveza.

Un estilo con historia zarista

Como sucede con el estilo India Pale Ale, la Imperial Russian Stout nace, hace siglos, condicionada por el transporte y la necesidad de aumentar el tiempo de conservación de la bebida. Una parte de la rumorología histórica, extendida hasta nuestros días, sostiene que la Corte Imperial Rusa de hace unos tres siglos –en plena época de los Zares- se pirraba por la cerveza negra y con elevados índices de amargor en boca. Esos mismos apuntes históricos sitúan a la figura de Catalina II la Grande como su gran entusiasta, lo que provocaba la importación de esta cerveza del foco de producción europeo, en manos inglesas en aquella época.

Pero en aquel siglo XVIII los viajes eran largos por el viejo continente, con el relevante añadido de que el trayecto pasaba por latitudes muy frías que provocaba que la cerveza Stout y de cualquier otro estilo llegara en estado de congelación al destino y, por tanto, hubiera echado a perder sus propiedades originales.

Y ese inconveniente fue, precisamente, el germen del estilo Imperial Russian Stout. Con el propósito de la conservación de sus propiedades, los productores ingleses imprimieron a la Stout con destino a las estepas rusas un mayor contenido alcohólico para evitar su congelación, a la par que incrementaron su lupulización, buscando, a su vez, añadir más propiedades conservantes para lo que suponía un largo viaje.

El resultado fue el nacimiento de un nuevo estilo de cerveza negra más alcohólica y similar al brandy que acabó adaptando, como reseña histórica, el nombre de sus demandantes: Imperial Russian Stout.

Nota de Prensa enviada por el departamento de comunicación de Cervezas Arriaca

Previous post

Chinaski Lavapies celebra hasta el domingo 20 su primer aniversario

Next post

Estrella Galicia lanza una edición especial por Navidad para cerrar su 110 Aniversario

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *