Opinión

Carne & Pilsner Urquell by Eduardo Barbosa , brand ambassador

IMG_20151203_125008092

Eduardo Barbossa, brand ambassador Pilsner Urquell

 

 

Eduardo Barbosa cumple hoy su octava cita con los lectores de www.factoriadecerveza.com. El protagonista de la cita de esta semana es la carne. Un maridaje que compite de forma directa con el vino pero que en opinión de Barbosa tiene los argumentos suficientes como para que apostemos por la cerveza a la hora de hacer una combinación que puede sorprendernos por los matices y sabores que aporta.

 

 

Muchas personas, dan por hecho que los vinos tintos son la mejor opción para armonizar una buena pieza de carne. Por supuesto que razón nos les falta. Los taninos que poseen los vinos tintos bloquean la salivación que se produce en la boca permitiendo sentir el alimento de una manera más intensa.

La cerveza, también puede jugar un papel muy importante como acompañamiento de distintas carnes, sobre todo, cuando van acompañadas de salsas y especias. Carnes servidas con abundante salsa, necesita de la carbonatación de la cerveza para limpiarnos el paladar y poder sentir el verdadero sabor de lo que estamos comiendo.

La malta y el amargor que posee la cerveza ayuda a neutralizar los sabores más especiados e incluso picantes que pueda tener la carne. Cuando la carne está muy sazonada, tiende a llevarse mejor con cervezas más oscuras, y si está algo picante, la mejor opción es una cerveza lager.

Si estáis pensando en abrir un Pilsner Urquell y queréis saber cuál es la carne que mejor la va a acompañar, aquí os dejo unas recomendaciones:

  • Carne roja elaborada a la brasa. Una cerveza rica en malta y ligeramente amarga tiende a complementarse mejor con los sabores ahumados de la carne.
  • Carne de cerdo. Son carnes muy grasas, que una vez más necesitan la carbonatación de la cerveza para limpiarnos el paladar. Pilsner Urquell cumple este papel a la perfección. Además su baja graduación alcohólica y su equilibrio respeta los sabores de esta carne.
  • Carne de pollo. Es una carne poco grasa con un sabor muy sútil. Sino se elabora de una manera más compleja el sabor de la cerveza quedaría por encima. Pollo al curry, al ajillo o al estragón son perfectos para armonizar con Pilsner Urquell.

Si no os apetece cocinar, os animo a que os paséis este fin de semana por nuestro Foodtruck en la Casa de Campo, donde podréis degustar de un magnífico montadito de jabilí marinado en naranja sobre una cama de gucamole y cebolla roja. Notaréis in situ, como el cuerpo equilibrado de Pilsner Urquell contrarresta los sabores salados y resalta los matices de la carne de caza. Los aromas del lúpulo de Saaz y la fina carbonatación contrastan con los sabores grasos de la carne preparando el paladar para el siguiente bocado.

Os esperamos,

NA Z DRAVÍ!

Previous post

Cerceda abre la temporada de ferias de cervezas artesana en la Sierra de Guadarrama

Next post

Estrella Galicia celebra sus 110 años haciendo cerveza

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *