Reportajes

Jesús León, fundador de Arriaca: “Hemos cumplido tres años siendo partícipes de una auténtica revolución”

Arriaca acaba de cumplir tres años. La cervecera de Guadalajara comenzó su andadura en julio de 2014. Tres años que parecen muchos más por la intensidad con la que sus fundadores lo han vivido y la presencia en el mercado que ha alcanzado un proyecto que se ha convertido en una de las puntas de lanza del movimiento craft español.

Arriaca se ha caracterizado durante estos 36 meses de vida por su apuesta por la innovación, ha sido una de sus señas de identidad. Jesús León, que forma parte del grupo de fundadores de Arriaca, rememora el momento en el que apareció la primera cerveza con el sello de Arriaca: “Lanzamos a la vez la Rubia, la Trigo y la IPA y un poco después, la Porter. Era algo que teníamos previsto porque desde el principio teníamos claro que queríamos tener una gama de cervezas para maridar una comida de principio a fin. La Trigo la concebimos para combinar con los entrantes; la Rubia para el primer plato; la IPA, para el plato principal y la Porter, para el postre. Ese era nuestro hilo conductor”

León reconoce que durante este tiempo han ido cubriendo una serie de hitos. “El que más ha llegado -apunta- ha sido el lanzamiento de la lata, con el que fuimos pioneros en el mundo de la cerveza artesana en España, pero creo que es importante resaltar que otro hito, sin duda alguna, es el haber apostado por cervezas para todo el mundo, muy bebibles, de calidad, a buen precio y eso crea una tendencia y una identidad de marca muy valorada”. Recuerda otros momentos que califica de hitos como “cuando presentamos la cerveza en Equaltur, que fue una sensación especial, como el beso final de una película antigua que es, en realidad, cuando empieza todo”. “Otro momento del que guardamos un gran recuerdo es cuando ganamos el primer premio importante, la primera vez que exportas, que fue en 2014 a Dinamarca…”, concluye.

Sobre los tres años de vida de Arriaca, León reconoce tener un sentimiento dual. “Por un lado parece que fue ayer cuando presentamos nuestra primera cerveza pero por otro parece que llevemos toda la vida en esto. Es una sensación extraña. Ha sido un tiempo muy intenso, complejo y en el que hemos sido partícipes de una auténtica revolución. Hemos estado en el inicio de algo muy grande. Hemos sido parte de ello aunque el día a día, a veces, no te deje valorarlo en su justa medida”. Sobre esa revolución de la que habla, León apunta que “hemos tenido que crear una red de distribución que no existía, que se está formando en el mismo momento que estamos trabajando. Estamos en un sector donde todo es nuevo pero en el que el viento sopla a favor”.

León lanza un mensaje de optimismo con respecto al futuro cuando apunta que “cada vez hay más gente que mira hacia la cerveza artesana. El sector es mucho más distinto que hace tres años pero para bien. Hay mucho más profesionalismo. No hay que olvidar que lo que hacemos es un alimento y que ese alimento se lo bebe la gente. En el sector hay ahora mismo grandes profesionales”.

Una de las claves de estos tres años de Arriaca ha radicado en el plan de negocio que elaboraron en los momentos en los que estaban construyendo los cimientos del proyecto. Un Plan “que se ha ido adaptando a las circunstancias pero que lo diseñamos en su momento siendo muy ambiciosos”.A pesar de esa ambición, los objetivos reseñados en el Plan se están cumpliendo, como apunta León, “a rajatabla”. Año tras año, Arriaca ha ido doblando la producción, que era uno de los objetivos troncales. Este año cerrarán el curso con una producción de medio millón de litros.

Producir y vender una cerveza de calidad. Ese es el reto. Una lucha donde León asegura que “nunca hemos sentido la necesidad de tirar la toalla aunque el esfuerzo es titánico, sobre todo al principio, cuando éramos poco conocidos. Ahora seguimos picando piedra pero no nos falta ilusión, que es algo que no puede faltar cuando se siente que formas parte de algo grande”

Sobre el futuro, Arriaca quiere seguir por la misma senda por la que ha transitado durante estos tres años. Crecer poco a poco, de manera orgánica. “Queremos seguir extendiendo la mancha que ya está dejando a cultura cervecera, dando respuestas a una demanda creciente. Hay pocos sectores en los que se pueda decir que se han doblado en pocos años. La medida del éxito del sector lo da el hecho de que las grandes marcas cerveceras hayan tenido hasta que cambiar su forma de venderse en los medios de comunciación” explica.

Palabra de un Jesús León que apuesta por un sector en el que Arriaca es una de las referencias ineludibles, un proyecto que crece a buen ritmo pero que no debe tapar algo fundamental: “Debemos disfrutar. A veces somos tan obsesivos que damos por hecho que todo debe hacerse bien y trabajamos por ello pero no debemos olvidar que estamos viviendo tiempos grandes y valorar lo que hemos hecho hasta llegar aquí

Previous post

La Maltería de Pilsner Urquell. Columna de opinión de Eduardo Barbosa

Next post

Intercervecera distribuirá La Sagra en Canarias

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *