Opinión

Los toneleros de Pilsner Urquell. Columna de opinión de Eduardo Barbosa

Eduardo Barbosa escribe hoy sobre una de las señas de identidad de Pilsner Urquell, sus toneleros. Un gremio que forma parte del ADN y de la tradición clásica de la cervecera checa. Barbosa nos descubre cómo es un oficio prácticamente en extinción en las cerveceras de todo el mundo y que en Pilsner Urquell sigue conservando su esplendor de antaño. 

 

 

Uno de los momentos más significativos en los 175 años de historia de Pilsner Urquell, se produjo en el año 1989. Con la Caída del Bloque Soviético, se abrieron las puertas de la fábrica a equipos de mayor tecnología. Se modernizaron algunas instalaciones y en el año 1992 se empezaron a utilizar por primera vez los tanques de acero inoxidable. Aunque la receta, los procesos y los ingredientes seguían siendo los mismos, los maestros cerveceros querían estar seguros de que el aroma y los parámetros sensoriales, fuesen los mismos que en la cerveza que se elaboraba en los toneles de madera. Por lo que de manera paralela, decidieron seguir elaborando la cerveza en estas grandes barricas y así poder comparar que ambas producciones sabían igual.

A día de hoy, esto no ha cambiado, y si bien las cuevas subterráneas no albergan los 1500 barriles de 4000 litros de antaño, es fácil ver un centenar de ellos llenos de este rico brebaje. Muchos de estos barriles pueden tener más de 80 años y de su cuidado se encargan los toneleros de la fábrica de Pilsner Urquell. Un oficio, que debido a la complejidad del mantenimiento de estos barriles y a su alto coste, prácticamente se ha extinguido en las fábricas de cerveza de todo el Mundo, y que solo una cerveza tan singular como Pilsner Urquell, se ha permitido mantener a lo largo de toda su historia.

Cuando la cerveza de estos grandes barriles está lista, se vacían y se devuelven a la superficie, donde los toneleros cambian el revestimiento interno por una nueva capa de resina, preparándolos así para un nuevo uso. A diferencia de las barricas que se utilizan para envejecer el vino, donde éste solamente reposa, las barricas de cerveza deben contener una gran presión en el interior debido a que la levadura aún sigue trabajando dentro, por lo que un buen mantenimiento es sumamente importante. A continuación, os dejamos un vídeo de esto proceso tan lleno de tradición.

Actualmente la fábrica cuenta con 8 toneleros. Todos ellos han aprendido las tradiciones de este oficio de la mano de generaciones anteriores y ellos serán los encargados de transmitírselas a las venideras, para que la esencia de Pilsner Urquell siga igual por lo menos otros 175 años más.

Na Zdravi!!

Previous post

Nomada Brewing recibe una medalla de plata por Petricor en los World Beer Idol

Next post

La imagen del día: 'Gira' de La Catarina en Madrid

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *