Ferias y Eventos

Una Imperial Hoppy Cream Ale con el sello de catorce maestros cerveceros

Los maestros cerveceros de Monkey Beer, La Catarina, Compañía Cervecera Valle del Kash, La Calavera, 3 Monos, 69; Bizarra, Freaks, Espiga, Speranto, Gross y Four Lions se dieron cita en la fábrica vallecana de la Compañía Cervecera Valle del Kash convocados por la distribuidora Abeerzing. El objetivo no era otro que realizar una elaboración colectiva de una Imperal Hoppy Cream Ale, una cerveza que, en palabras de Daniel De Julián, maestro cervecero de CCVK “pensamos que nadie la ha hecho todavía en España”. En el proyecto también participaron las cerveceras Drunken Bros y Biribil Brewing, que no pudieron asistir al evento pero participaron en todo el proyecto de elaboración  de la receta y gestación del evento desde el principio.

El evento, tenía previsto tres tiempos. Lo explica el impulsor de la idea, Rubén Terol, CEO de Abeerzing: “La elaboración colectiva de Grave Dancer, la Imperial Hoppy Cream Ale que, posteriormente, se comercializará en formato barril y entre los cerveceros que han participado en la elaboración; una segunda parte en la que las cerveceras participantes en el evento acudieron a diferentes cervecerías de Madrid con el objetivo de presentar sus proyectos y una tercera, que está por venir, en la que se pinchará de manera simultánea en diferentes cervecerías de España”.

Terol terminó “muy satisfecho” de la respuesta de todos los maestros cerveceros en un evento que “ha exigido un esfuerzo de coordinación importante”. Terol destacó “el respeto total que ha existido de todas las opiniones a la hora de elaborar la cerveza, que tiene un poco de cada uno de los maestros cerveceros”. 

En las previsiones de futuro, Terol estima que Grave Dancer estará lista “para antes de Semana Santa, según los periodos de maduración de la cerveza”. Rubén concluyó asegurando que todo “salió a pedir de boca, hubo un gran ambiente y el mosto de cerveza ha salido perfecto”, una opinión que comparte Daniel de Julián, anfitrión del evento, y que reconoció que “todo salió muy bien. Terminé muy contento y la elaboración de la cerveza ha ido según el plan indicado. Esta evolucionando de forma estupenda”. Para De Julián, que en la segunda parte del evento, pinchó cervezas en su Tap Room tanto de su ‘factoría’ como de Monkey Beer, aseguró que “la afluencia de gente por la tarde fue espectacular. Quizás más que ningún otro viernes” . Un día, por tanto, casi de fiesta y elaboración colaborativa en la que doce maestros cerveceros acudieron a la llamada de Abeerzing desde los cuatro puntos cardinales de España. Hubo cerveceras de Málaga, San Sebastián, Madrid, Albacete, Gerona, Toledo, Barcelona, León y Salamanca. Un esfuerzo mancomunado cuyo resultado podrá probarse en un par de meses.

Previous post

La imagen del día: La albaceteña 69 , en el Fogg Bar

Next post

Espiga dobló su capacidad de producción en 2016 y quiere alcanzar en 2017 los 150.000 litros

No Comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *