Novedad

Castreña presenta una cerveza elaborada con centeno y miel de los Ancares

La cervecera berciana Castreña ha presentado ‘Colmo Ancares Rye Ipa’, una cerveza realizada con centeno autóctono de Ancares, cultivado, cosechado y malteado de manera tradicional y que incorpora miel de los Ancares.

Desde Castreña apuntan que la nueva cervecera se trata de «un proyecto nacido en el corazón de estas montañas que tiene como finalidad
promover el cultivo del centeno y toda la cultura que le rodea, utilizando el mismo como herramienta de defensa contra los incendios y a su vez recuperando y manteniendo los teitos de paja, de gran valor etnográfico y patrimonial»

Añaden que «nos propusimos transformar este significativo cereal, de gran importancia en épocas pasadas para la alimentación y teitado de las viviendas en estas zonas de alta montaña, en una cerveza identificada con el territorio y única por la pureza de sus componentes.
Se trata de una cerveza suave en boca, de amargor medio-alto, en la que las maltas de centeno nos deja un final seco y especiado»

Se comercializará en dos formatos, la típica botella de 33 cl de uso individual y también un botellón de 75 cl más elegante para compartir en comidas y cenas.

Carlos Fernández, impulsor de Castreña, apunta que «en este proyecto, estamos recuperando antiguas fincas en desuso alrededor de las
aldeas de los Ancares y cultivando en ellas centeno de variedad autóctona, del que cultivaban nuestros abuelos, de aquí, extraemos el grano para la realización de nuestra cerveza y la paja la utilizaremos en la recuperación de pallozas, hórreos y palleiros. A su vez, mediante el cultivo de estas fincas protegemos las aldeas de posibles incendios, manteniendo su perímetro limpio y trabajado, evitando así daños irreversibles en caso de un incendio»

Esta iniciativa surge ante el preocupante deterioro y rápida desaparición de este tipo de construcciones en toda esta zona de los Ancares y como ejemplo de posibles proyectos que tienen cabida en las zonas de alta montaña, las cuales parecen sometidas a un futuro poco esperanzador.

El proyecto está desarrollado por la empresa Cervezas Castreña del Valle de Fornela y Manuel Gutiérrez de los Ancares Lucenses, el cuál pretende también crear un vínculo entre las dos partes de esta maravillosa Sierra. Se destinará un porcentaje del costo de la cerveza para el desarrollo de cursos y actividades relacionadas con el teitado y la cultura del centeno, promoviendo el conocimiento y divulgación de la misma y devolviéndole a este cereal la importancia que en su día tuvo en estas zonas de montaña.

Previous post

Cerveza D´equi reedita un lote de 1000 litros de Heil Rock

Siguiente Post

Cerveza Alhambra presenta Barrica en Ron Granadino

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *