Economía

Isla Verde lanza una cerveza solidaria con La Palma tras haber sufrido la destrucción de su nave

Nota de Prensa.

85 días y 8 horas después de que la tierra se abriera aquel 19 de septiembre, el volcán calló, dejando un Valle de Aridane totalmente diferente y gravemente dañado. La erupción ha finalizado, pero La Palma continúa necesitando ayuda, por eso, Cervezas Isla Verde donará el 20% de las ventas de la edición solidaria de su cerveza Pícara.

Esta empresa palmera, que elabora cervezas artesanales desde hace más de 10 años, también ha sufrido las graves consecuencias de la erupción. La lava sepultó el polígono industrial del Callejón de la Gata, donde se encontraba su nave.

Pese a que la colada acabó con una parte muy importante de Cervezas Isla Verde, “queremos contribuir a que los palmeros puedan tener un futuro esperanzador, porque estamos seguros de que La Palma saldrá adelante”, señala Gino de Reuwe, propietario de esta fábrica de cerveza artesanal. Además, indica “mantendremos una comunicación totalmente transparente, informando en todo momento de la cantidad recaudada y su destino”.

El volcán palmero más longevo desde que se tienen registros afectó a una superficie total de 1219 hectáreas, donde se ubicaban más de 1600 edificaciones, de las cuales más de 1300 eran viviendas. Pero, además, la lava arrasó con 370 hectáreas de cultivos, la mayoría de ellas de plátano, principal fuente económica de La Palma. El Valle de Aridane se ha quedado sin 73 kilómetros de vías y un sinfín de infraestructuras públicas dañadas o sepultadas. El tejido económico del Valle también se ha visto azotado por esta erupción volcánica. El negro de las coladas ha teñido el 8% del territorio y el 100% de los corazones de los palmeros, pero la solidaridad y empatía con la que ha respondido el mundo entero han iluminado cada día de la erupción.

Las coladas ya no avanzan destruyendo y acabando con los sueños de miles de personas. El volcán permanece en silencio, pero la emergencia continúa. Los gases siguen campando a sus anchas, imposibilitando que los evacuados puedan volver a las casas que resistieron el embiste del volcán.

Desde Isla Verde apuntan que «La Palma nos necesita más que nunca. Es cierto que las ayudas e indemnizaciones están llegando, pero lentamente. Se han entregado las primeras viviendas, pero siguen siendo insuficientes. La reconstrucción ha comenzado, pero queda mucho por hacer. Los afectados comienzan a recibir, al parecer de manera más rápida que las ayudas institucionales, el dinero depositado por el pueblo en las diferentes cuentas bancarias. Por esto, desde Cervezas Isla Verde, se pretende continuar alimentando unas donaciones que ayudarán a que los palmeros puedan seguir ilusionándose»

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra NewsletterY recibe todos los viernes un resumen con las noticias de la semana