EntrevistasGeneral

Jesús León «La clave es trasladar al cliente la idea de marca que hace las cosas bien y con una relación calidad/precio muy alta»

Cerveza Arriaca afronta el futuro apostando por el I+D , la sostenibilidad y la circularidad

Jesús León es la cara visible de Cervezas Arriaca, una de las cerveceras de referencia en el mercado español, donde siempre ha sido punta de lanza desde el punto de vista de la innovación y el desarrollo. Arriaca ha sido pionera en grandes hitos que se han oonvertido en norma en el sector como la implantación de la lata. Con León hablamos sobre el momento que vive el mercado español y los planes del proyecto de Guadalajara.

¿ En qué momento esta Arriaca?

Esta en un momento de recuperación de todos los obstáculos que ha supuesto el devenir de los últimos tres años desde la Pandemia. En su momento, fuimos capaces de solventar la pandemia de una forma relativamente holgada por nuestra disposición de la cartera, pero es cierto, que el año 2022 fue un año muy complicado por el aumento de costes y por la retracción de compra del consumidor, que veía que su poder adquisitivo iba disminuyendo. Los productos con un mayor valor adquisitivo estaban en primera línea de reducción de consumo…

¿Hay cierta recuperación del mercado en este momento?

Ahora estamos viendo un repunte mínimo. Con la cerveza estamos incrementando con respecto al año pasado.  Es cierto que van saliendo proyectos. El empuje que hemos dado con la parte de copacker de producción y envasado nos ha dado un empujón. El sector de las bebidas en general, está sufriendo una transformación constante en la búsqueda de nuevos productos y nuevas formas de acercarse al concepto creativo y saludable. Hemos ido pasando pantallas muy rápidamente. La cerveza, pero también otros líquidos están en plenas revolución: kombuchas, sidras, que se están reinventando…El mundo de las bebidas está evolucionando muy rápidamente y creemos que le hacen falta socios confiables para desarrollar esos productos.

Arriaca ha tenido un plan de negocio muy claro desde su fundación. Ha habido en los últimos años muchas variables que han obligado a ajustar el proyecto ¿Por dónde pasa el plan de negocio futuro?

Por muy imaginativo que sea tu plan de negocio, no podía preveer todo lo que ha pasado. Vamos encadenando crisis tras crisis y parece que está el mundo pidiendo la vez para desatar una nueva crisis global que acaba afectando a todo el mundo a nivel financiero. También está el aumento de costes o los ICOS, que están haciendo mella en las cuentas ahora. Es difícil tener un plan director que no se vea afectado casi a diario con las noticias con las que nos levantamos cada día. Hicimos una fuerte apuesta por nuestras instalaciones, la mejora de procesos, la digitalización de los procesos industriales, de control de calidad y esa apuesta tiene que seguir vigente y tiene que ser la llave para seguir afianzando la marca y las instalaciones como un referente a nivel nacional… Hicimos también una apuesta muy fuerte en calidad, hasta el punto de poder llegar a alianzas con grandes cadenas de distribución para desarrollar en formato cobranding productos premium. Estamos trabajando también en dar un impulso a nivel comunicativo y de marketing, potenciar la distribución local y también la nacional y estamos también inmersos en un restailing de la imagen de marca, que es un aspecto en el que creamos tendencia con la homegenización de estilos por colores. Hay que avanzar sin perder el diseño de sencillez, sobriedad y de imagen atemporal que nos ha permitido tener una imagen muy reconocible durante diez años

¿Cómo habéis evolucionado en estos diez años y cómo se ha transformado el sector en esta década?

Evidentemente, el salto cualitativo y cuantitativo y el desarrollo que ha sufrido el sector ha sido absolutamente brutal y creemos sinceramente que hemos sido unos actores importantes en ese nuevo sector que estaba por hacer. Fuimos los microcerveceros los que hemos ido conformando este sector y solo hay que ver como las grandes marcas han ido transformando sus catálogos, diseños y actitud. Todo eso quiere decir que no lo hemos hecho tan mal. Realmente, esto no obedece a una moda sino que obedece a una realidad: estamos haciendo grandes productos a precios muy competitivos. Si vemos cómo se ha transformado en estos diez años el sector, tenemos que sentirnos orgullosos en ese sentido. Nos hubiera gustado que ese crecimiento hubiera repercutido más en las pequeñas cerveceras pero es cierto que los últimos tres años y medio han sido una carrera obstáculos.

Arriaca está muy presente en el canal de alimentación. ¿Es ahora mismo vuestro principal camino para llegar al consumidor?

Todos los canales de distribución son muy complicados. La hostelería es muy difícil por la presencia de grandes marcas. Alimentación también es complicado porque en época de crisis los grandes operadores giran su mirada a las marcas propias. El mercado online también está muy competido. Las inversiones que hay que hacer para tener visibilidad, no tienen nada que ver con lo que se hacía antes. Cualquiera de los tres canales están muy competidos. Hay que buscar la complicididad del cliente y trasladar la idea de marca que hace las cosas bien, con una buena relación calidad/ precio muy alta, con una estabilidad y garantía sin dudas…en eso es lo que hay que estar.

¿Y cómo es vuestra posición en un canal aún más complejo si cabe como es el de la hostelería?

Hostelería a nivel local y alimentación a nacional sin olvidar la pata del copacker, que está suponiendo un porcentaje importante de la producción. Esas son las líneas. A nivel nacional la implantación que tenemos, hay que potenciarla y a nivel local, trabajar más el valor de la cercanía.

¿Cómo estáis conformando vuestro catálogo en este momento?

Catálogo muy amplio de diez referencias que recogen una abanico de estilos y organoléptico muy amplio. Desde cervezas de base como la Rubia, Trigo, Radler de alta calidad para cubrir el espectro de vermú, amplia representación de los estilos IPA , donde ahí cabe algo más de innovación con el tema de cervezas con menos orientación alcohólica como la Session IPA y luego está la gama de cervezas negras con la última incorporación que fue la Marzen Tostada. Quizá nos faltaba esa referencia, por encima de la Rubia en lo que la gente puede entender como cervezas de reserva. Creemos que es un catálogo bastante completo, que cumple gustos y oportunidades de toma. También seguiremos haciendo nuestra gama más compleja, dando rienda suelta a nuevos estilos, investigación, estilos más extremos, haciendo hincapié en los procesos de producción. Novedades únicas, de un solo lote para ser esa parte del sector.

Arriaca ha sido aladid de la innovación. ¿Seguís apostando por el I+D en vuestro plan de futuro?

Lo que se trata ahora mismo es de que todos esos procesos que hemos ido implementado a lo largo del tiempo y de los que fuimos pioneros en muchos de ellos como la lata, la estabilidad de la cerveza con el filtrado tagencial, la digitalización de procesos, controles de calidad…lo que se trata es de afianzar todos esos procesos para que redunde en una calidad y una estabilidad y en una mejora continua.

Una década después de echar a andar, ¿Cual es el ADN de Cervezas Arriaca?

Nuestra opinión se plasma en lo que hemos ido haciendo: digitalización, innovación, comunicación…dar a conocer no solo los procesos sino también hacer hincapié en el tipo de empresa que hay detrás, la circularidad y sostenibilidad real y lo que supone el desarrollo de las pymes en sus entornos, generando riqueza en zonas deprimidad, fijando población, estableciendo redes que mejoran la situación de la comunidad. Esa es nuestra misión.

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Suscríbete a nuestra NewsletterY recibe todos los viernes un resumen con las noticias de la semana