Now Reading
Remojando la Leyenda, ganador del concurso de Microrrelatos de Raíz Cuadrada

Remojando la Leyenda, ganador del concurso de Microrrelatos de Raíz Cuadrada

La cervecera abulense Raíz Cuadrada cerró su concurso de Microrrelatos 2022. Los ganadores han sido Antonio Gómez Manrique en la categoría general y Juan Carlos Delgado Manrique en la de mejor relato abulense.

Publicamos los dos relatos premiados con la edad de los ganadores en litros de cerveza.

Ganador del concurso de Microrrelatos: Antonio Gómez Manrique

Remojando la leyenda

Hasta que no vio a los exploradores del caudillo Abdalla Alhazen batirse en retirada, no reparó en cuan sedienta estaba. Tenía el gañote seco como las tierras que veía a los pies de la muralla. Esquivó a viejos, críos y otras mujeres que, como ella, habían tenido que vestir los ropajes de sus maridos y empuñar sus aceros para evitar un asedio. La luz intermitente de las teas continuaba alumbrando la oscura noche sobre la urbe abulense y dibujaba alegres sombras en los muros internos de su centenaria fortaleza. No hubo terminado de bajar el último escalón de los que conducían al adarve, cuando un pichel apareció en su mano derecha. Lo alzó y el griterío se tornó en silencio. – Bebed por la vida, reguemos con cerveza las calles a las que hemos evitado un baño de sangre. Los vítores la ensordecieron. Jimena Blázquez acababa de convertirse en leyenda.  

Mejor Relato Abulense: Juan Carlos Delgado Manrique

TIROS

Agazapado en su escondite, perdió la cuenta del tiempo. El casco le daba calor, su arma pesaba, y la ropa de camuflaje era asfixiante. Comenzó a sudar y maldijo su imprevisión. No había cogido la cantimplora. Con sumo cuidado, se atrevió a mirar entre las ramas y observó el cobertizo cercano. Debajo, junto a otros bultos, había una nevera. Nadie. Busco cautamente trazas del enemigo, y al fin, se atrevió. Preparo su arma, y de una carrera alcanzó el sombrajo, abrió la nevera, y con su cuchillo destapó una cerveza. Mientras bebía con fruición, oyó unos disparos y sintió varios impactos en su espalda. Dolían un poco. Sus piernas se doblaron poco a poco, y soltando el fusil, se sentó en la nevera, contemplando el hermoso paisaje de la sierra de Gredos. Eliminado, siguió disfrutando de su estupenda cervecita. El Paintball podía ser muy estresante.  

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© Copyright 2021, Todos los derechos reservados  |  Creado por TRIVINCI

Suscríbete a nuestra NewsletterY recibe todos los viernes un resumen con las noticias de la semana