GeneralReportajes

Vamos a Beer abre un TapRoom en la localidad madrileña de Cabanillas

La cervecera solidaria Vamos a Beer sigue creciendo y abre su primer Taproom en la localidad de Cabanillas del Campo. Ante un panorama delicado y convulso en el mundo de la cerveza artesana, la joven cervecera decide lanzar un proyecto no solo comercial, como el propio concepto de marca, si no también educativo, sostenible y solidario: además de vender cerveza y colaborar con las ONGs con las que ya colaboraba, la carta de este nuevo local es íntegramente artesana.


Según su creador, Carlos Sanz “apostamos por el producto de cercanía, de calidad, hecho con amor por nuestros amigos, vecinos, esos que si un día necesitas algo van aestar ahí, esos que crean vida en nuestros pueblos, esos que luego gastan en nuestra comarca, en nuestro negocios. Por ello apostamos por una economía circular y no permitimos productos industriales en nuestras instalaciones.”

Además de sus cerveza hechas en Cerezo de Abajo (Segovia), tiene una amplia variedad de productos segovianos, como ibéricos, embutidos, ahumados, quesos, manitas, kombucha, conservas y sobre todo las reinas de su cocina que son sus pizzas rurales, empanadas segovianas y chusquetes de la Panadería Juan Sanz de Santo Tomé.

Muchas de las comunidades españolas están representadas en su carta, de Madrid hay destilados, vermut, té y patatas. Los refrescos y zumos llegan desde Aragón, Valencia y Cataluña, el ron desde la palma y la hidromiel de La Mancha. Además de tener vinos de pequeñas bodegas y cervezas de cerveceras amigas de toda la Península.

En Vamos a Beer, los perros son bienvenidos y tienen libertad absoluta para moverse por el local y los clientes pueden jugar con los dos cariñosos gran daneses que suelen vigilar el Taproom, explican desde la cervecera nómada.

«El concepto de local es hacerte sentir como en casa y es que puedes traer la comida de
tu casa siempre y cuando no sea industrial o de cualquier otro restaurante del pueblo,
también puedes poner tu música, aunque eso sí, nos avisan que si pides reggaetón la
factura se multiplica por cinco» añade Carlos Sanz.

La oferta se completa con el ocio, ya que disponen de varios juegos de mesa y una
maquina arcade gratuita donde puedes rememorar las tardes de recreativos para dar ‘vidilla’ a Cabanillas

¿Quieres recibir más noticias como esta?Apúntate a nuestra newsletter y recibe todos los viernes un resumen de las noticias de la semana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba