Reportajes

Quién es Quién en la cerveza en España? Arán León, Cerveses La Pirata

Sociólogo de profesión y homebrewer de pasión. Ese es el punto de partida de Arán León, cabeza visible de uno de los proyectos cerveceros con presente y más proyección en la Península Ibérica: Cerveses La Pirata.

Esta historia comienza en un garaje y dos hermanos, Aran y Erik. Corría el año 2002 y no tiene un segundo capítulo hasta 2012, cuando ‘reconvertidos’ en cerveceros nómadas y con el nombre de La Pirata, elaboraron el primer lote en la fábrica de Guineau.

Aran recuerda que aquel primer lote de ‘Vía Crucis’ «lo llevamos a la feria de Poble Nou y fue un ‘sold out’ completo. ‘Vía Crucis’ era una IPA a la vieja usanza que en Suria, nuestro pueblo, era difícilmente vendible»

Con ‘Vía Crucis’ comienza una historia de éxito que continuó con el lanzamiento de Black Bloc «que era una stout y fue un pelotazo. La presentamos en el Festival de Invierno de Vilanova y para nosotros fue un salto cualitativo». Sobre aquellos años, Aran recuerda que «fueron tiempos de furgoneta, de semanas fuera de casa para dar a conocer la marca por toda España»

Dos años más tarde, llegó el auténtico cruce de caminos de este proyecto. Era el año 2014 y ante la necesidad de dar un paso más y profesionalizar completamente La Pirata. Fue el momento de poner en marcha una fábrica propia. Los nuevos tiempos trajeron la separación profesional de los dos hermanos. Erik se salió de la cervecera para formar familia y Aran tiró para adelante con la idea de «poner en marcha una fábrica de cerveza artesana en Suria, un pueblo de apenas 6.000 habitantes cerca de Manresa. Nos metimos en una inversión muy fuerte, casi 500.000 euros, con maquinaria traída desde Estados Unidos».

La fábrica celebró el pasado mes de septiembre su quinto aniversario y lo hizo con un proyecto renovado, con diez tanques en marcha «y creciendo año tras año hasta la capacidad actual, que ronda los 3.000hl»

«Hasta llegar a este punto – explica Aran- hemos recorrido un largo camino. Hay varios hitos en él, pero nuestra principal seña de identidad hacemos muchas cervezas, elaboramos muchos estilos y lo hacemos siempre manteniendo la calidad y la estabilidad del producto. También nos gusta colaborar con cerveceras de todas las partes de España. Somos fáciles de convencer. Tocamos todos los palos posibles. Ese es nuestro hito«

Sobre el futuro, Aran tiene claro que la clave es seguir «siendo muy autoexigentes. Hemos hecho cervezas que están muy bien pero también otras en las que confiábamos mucho y que no resultaron como esperábamos»

Con una ‘sucursal’ de La Pirata abierto en Madrid en forma de cervecería hace unas fechas y que financiaron a través de un crownfunding y el premio a ‘Mejor Cervecera’ del Barcelona Beer Festival en el palmarés , un galardón «que fue un espaldarazo para nosotros muy importante y que puso en valor todo el trabajo de estos años», cuenta Aran, el futuro pasa por «seguir creciendo, afianzar la marca y despertar nuevos clientes fuera del mundo de la cerveza; ampliar el abanico de personas que buscan en la cerveza nuevos sabores. Queremos sacar más cervezas y explicarlas mejor»

Previous post

Fogg Bar fue la capital del fútbolín y la cerveza artesana el pasado fin de semana

Siguiente Post

Los World Beer Award premian la Lager de Cerveza La Virgen por cuarto año consecutivo

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *