Opinión

¿Influye el tiraje en el sabor de la cerveza? by Eduardo Barbosa, brand ambassador de Pilsner Urquell

IMG_20151203_125008092

Eduardo Barbosa, Brand Ambassador de Pilsner Urquell

Iniciamos hoy una serie de artículos de opinión escritos por Eduardo Barbosa, Brand Ambassador de Pilsner Urquell, en los que se irán desgranando algunos aspectos claves del universo de la cerveza, con especial atención a un concepto que está en boga estos últimos tiempos: las conexiones que existen entre la cerveza y la gastronomía. Un mundo de maridajes casi sensoriales se ha abierto en los últimos tiempos. Barbosa nos irá explicando en esta serie de columnas sus secretos. De momento, para abrir boca, hoy pone el acento en un concepto clave: el tiraje de la cerveza.

Seguramente muchos de vosotros hayáis notado alguna vez que el sabor de una misma marca de cerveza sea algo diferente en un bar o en otro. Muchos son los factores que influyen en que los sabores y los aromas de la cerveza se desvirtúen a la hora de servirlos en un vaso. El almacenamiento, trasporte y rotación del barril, el estado de las instalaciones del bar y por supuesto el tiraje elegido por el barman, influyen seriamente en el resultado final a la hora de degustar una buena cerveza.

En la fábrica de Pilsner Urquell hay un dicho que se toman muy en serio que dice, “ El Maestro cervecero elabora la cerveza y el bartender la crea”. No tiene sentido que el Maestro mime la cerveza en su elaboración eligiendo los mejores ingredientes y cuidando el proceso de elaboración si al salir los barriles de la fábrica no se realizan los procesos de buenas prácticas en el proceso de comercialización. En el caso de Pilsner Urquell cuidamos con esmero todo este proceso, desde que la cerveza se embarrila y llega al punto de venta, hasta que las instalaciones con las que se dispensa este preciado líquido estén en las mejores condiciones realizando limpiezas quincenales de las tuberías y serpentines por donde se enfría la cerveza a la hora de servir.

Una vez está todo perfecto, el protagonismo lo tiene el barman, sobre él recae la presión de crear una buena experiencia para que el consumidor la quiera repetir.Hace unas pocas semanas tuvimos la gran suerte de contar con la presencia de Martina Navrátilová, una gran especialista en el arte del tiraje cervecero, y en muchos locales de Pilsner Urquell de Madrid y Barcelona desveló los secretos a la hora de tirar una cerveza perfecta.

Tres son los tirajes que permite Pilsner Urquell y cada uno de ellos sorprende gratamente.Dejando los detalles más técnicos para los profesionales de la barra, explico brevemente cuales son las diferencias que podemos encontrar en cada uno de ellos.

  • NA DVAKRÁT (CRISP): Es el método más común usado por la mayoría de las cerveceras. Utilizando una copa limpia, húmeda y fresca, se inclina a 45° sirviendo el cuerpo dorado de la cerveza, después colocando la copa en vertical se corona con una densa capa de crema de 30 mm. El resultado es una cerveza que mantiene la carbonatación durante más tiempo y en donde el ligero amargor de la cerveza gana el protagonismo. Este tiraje es apropiado para tomar tranquilamente mientras comemos ya que el amargor y la carbonatación ayudarán a armonizar los platos que se degusten.
  • HLADINKA (SMOOTH): Es el método más común usado en República Checa. Utilizando una jarra limpia, húmeda y fresca, se inclina a 45° y se añade primero una capa húmeda de crema, después se introduce el grifo por debajo de esta capa y se sirve el cuerpo dorado de la cerveza, esto hará que todos los aromas queden sellados por debajo de la crema dando como resultado una cerveza menos carbonatada, con un amargor menos pronunciado y donde los aromas y sabores provenientes de la malta ganan todo el protagonismo. Es el estilo perfecto para cuando solo se quiere beber, ya que su “Drinkabiliy” o “facilidad de beber” es mucho mayor. Quizás sea este el secreto por el que los ciudadanos checos tienen el mayor consumo de cerveza del mundo con 148 litros por habitante y año!!
  • MLÍKO (MILK): Es el tiraje más sorprendente. Utilizando una jarra limpia, húmeda y fresca, se abre el grifo de manera que solo se permita salir una fina, húmeda y cremosa espuma. El resultado es una espectacular jarra llena de crema que sorprende por su dulce sabor. Fue uno de los tirajes que más impresionó y gustó durante la formación de Martina Navrátilová en España.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo un link donde lo podéis ver:

NA ZDRAVÍ!!

Previous post

Cervezas Espiga se presenta esta noche en el Fogg Bar

Next post

La Sagra presenta hoy dos nuevas marcas: Cervezas Madrí y Senador Volstead

2 Comments

  1. Ángel Vallés
    April 1, 2016 at 9:16 am — Reply

    Me parece muy buen artículo y muy interesante. Esperamos seguir aprendiendo con tus artículos. Gracias.

  2. Jéssica Peris
    April 1, 2016 at 10:08 am — Reply

    ¡Genial el artículo!

    Para los amantes de la cerveza como yo, nos vendrá muy bien para acercarnos más a este mundillo. =)

    Esperando impaciente el próximo.

    un saludo!

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *